FAQ

¿No sabes por dónde empezar? Conoce un poco sobre nuestros productos en este apartado:

¿Qué son los alimentos fermentados?

Así como la penicilina se descubrió por error, muchos de los alimentos que conforman nuestra dieta tienen sus orígenes de manera accidental. El mundo de los fermentos comprende todos aquellos alimentos que pasan por un proceso de transformación gracias al trabajo de levaduras y bacterias que dan como resultado un producto con alto contenido de vitaminas y minerales, así como, en muchos casos, cientos de cepas de probióticos que ayudan al buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo.

¡Podemos tomar como ejemplo el pan! ¿Se imaginan a la persona encargada de la harina de trigo que olvidó guardarla y se acumuló en un recipiente con agua durante un par de días? Qué sorpresa al ver que esto se convierte en lo que hoy conocemos como «masa madre». De la misma forma trabaja el yogurt, el queso, el kéfir, la soja, la kombucha y muchos otros alimentos.

¿Puedo comer alimentos fermentados diariamente?

¡Claro! Muchas de las cosas que comemos son fermentadas: cacao, yogurt, cerveza, vino, tempeh. Todo en moderación y buscando siempre tener una alimentación equilibrada.

¿Qué son los vegetales fermentados?

¿Has oído hablar del chucrut? Pues ahí tienes la primera muestra de que te has topado con un vegetal que, con un poco de sal, genera un producto con propiedades diferentes y beneficiosas para nuestro organismo. La base de estos alimentos es una fermentación anaeróbica (que no necesita oxígeno), que se genera juntando vegetales, frutas y/o hortalizas con sal marina. El resultado es un producto que perdura en el tiempo, que promueve nuestra buena digestión, que restablece nuestra microbiota y que aporta vitaminas y aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo.

¿Se debe agitar el tarro en el que vienen los vegetales?

No. Cuando fermentamos con agua y sal se genera una carbonatación natural y, si agitamos el tarro, puede salir todo el líquido y el alimento. Al comprar tu tarro, puedes probar a escuchar de cerca lo que pasa dentro: oirás cómo hay vida dentro de tus vegetales.

¿Cómo debo conservar los vegetales una vez que los compro?

Lo mejor es conservarlos en la nevera. Si los dejas a temperatura ambiente, la fermentación no se detendrá y el tarro podría estallar.

¿Qué es Kombucha?

Es una bebida fermentada a base de té y azúcar de caña. A diferencia de los vegetales y de otras bebidas fermentadas, el té de Kombucha necesita de oxígeno para poder llevar a cabo la fermentación. En Meraki usamos como base té verde y azúcar de caña de procedencia ecológica. Luego jugamos con sabores para que sea una bebida con colores llamativos y que al mismo tiempo cumpla una función en nuestro organismo, bien sea servir como fuente de antioxidantes, dar energía o ayudar con una digestión pesada.

Se dice que proviene de China, pero no se sabe muy bien dónde empezó el uso de esta bebida que tiene muchos nombres en diferentes partes del mundo. Lo que sí es verdad es que una vez que empezamos a hacerla en casa es difícil dejar de hacerla y crear sabores.

¿Hablas… SCOBY?

SCOBY es un acrónimo en inglés para “Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast”, lo que se traduce en cultivo simbiótico de levadura y bacteria. Si pones Kombucha en tu buscador, verás un disco, al que muchos con cariño le llaman “alien”, que flota en la superficie de un tarro de cristal. Gracias a esa película de microorganismos obtenemos una bebida baja en azúcar, funcional y carbonatada… sin ellos, no podríamos disfrutar de esta maravilla.

¿Puedo tomarla todos los días?

Sí. Empieza con pequeñas dosis (un botellín de Meraki, por ejemplo) y puedes tomar unos 500ml al día sin problema. Piensa que no solo la puedes tomar, sino que puedes hacer aderezo para ensaladas, cócteles y mezclarla con zumos. ¡Tiene un sinfín de usos!

¿Debo guardarla en la nevera?

Sí. Debido a que no pasteurizamos nuestra Kombucha, para que te llegue repleta de microorganismos y sabor, es necesario conservarla en la nevera.

¿Se debe agitar el botellín?

No. Al igual que los vegetales fermentados, al abrir el botellín de Kombucha puede salir el gas creado naturalmente por la fermentación. Esta carbonatación es lo que nos da esas finas burbujas que nos encantan, así que debemos tener cuidado al abrirla.

Compré Meraki Kombucha y tiene una capa blanca en el fondo del botellín, ¿es normal?

Sí. Esa es la prueba de que tiene levadura y bacterias beneficiosas para nuestro organismo. Al no pasteurizar, esto es normal. Incluso podría formarse un pequeñísimo Scoby.

Teína Vs Cafeína

Muchos nos preguntamos si tomar Kombucha de noche nos hará desvelarnos como nos podría pasar con una buena taza de café. Como siempre, es mejor probar y ver qué tal nos sienta, pero no debería. Un botellín de Kombucha tiene menos teína de lo que un café descafeinado tiene de cafeína. Así que no tenemos de qué preocuparnos.

¿Contraindicaciones?

Se está estudiando este producto en muchas partes del mundo para determinar beneficios más allá del que conocemos científicamente sobre nuestro sistema digestivo. Hasta ahora, solo se debe tener cuidado si estás embarazada y nunca lo has tomado, si estás lactando o si tienes alguna alergia a los ingredientes que mencionamos en nuestras etiquetas. El uso en niños queda a discreción de sus padres.

¿Se considera una bebida alcohólica?

No. Al fermentar a la temperatura a la que el SCOBY está feliz y cómodo, podemos regular la producción de alcohol y el resultado genera una bebida analcohólica.

¿Se considera una bebida azucarada?

No. El azúcar que usamos es necesario para que el SCOBY coma, como en el caso de la cerveza o el vino, pero nosotros utilizamos muy poco de ese azúcar y en Meraki no añadimos edulcorantes o azúcares al embotellar. Lo que marca la botella es el remanente del proceso de fermentación y lo que puede contener el sabor que le damos en la segunda fermentación.

Si comparamos el té de Kombucha con refrescos y zumos, hay una gran diferencia en la cantidad de azúcar que llevan. En la primera bebida podemos encontrar unos 5 gramos por cada 100ml, mientras que en los otros productos pasa de los 10 gramos en la misma cantidad de líquido.

Además, como sabemos que la tendencia pasa por consumir menos azúcar, seguimos trabajando para reducir su uso en nuestra primera fermentación.

¿Qué sabor caracteriza a Meraki Kombucha?

Es un poco ácido, pero a la vez algo dulce. A muchos, el sabor original (sin frutas ni hierbas) les recuerda a una sidra, ya que las burbujas no son tan potentes como en la champaña y la acidez les recuerda a la fermentación de la manzana.